No es necesario beber una gran cantidad de alcohol para levantarse con resaca por la mañana. A algunas personas una sola copa de vino tinto les asegura dolor de cabeza y malestar a la mañana siguiente.

Las causas de la resaca son los taninos, la histamina y el azúcar que contiene el vino. El azúcar mezclado con el alcohol produce deshidratación y esta ocasiona el dolor de cabeza. Por suerte el doctor Seymour Diamond ha descubierto el método para esquivar estos temidos síntomas.

Los histaminos son unos químicos liberados por nuestro cuerpo cuando se produce en él una reacción alérgica. El vino tinto contiene histaminos y por lo tanto produce algunos de los síntomas propios de una alergia como la sequedad de garganta y ojos o el dolor de cabeza.

Además, las uvas contienen unos antioxidantes en sus semillas, piel y raíces llamados taninos que son los causantes de que se nos seque la boca.


La solución del Dr Seymour Diamond

El Dr. Seymour Diamond, de la National Headache Foundation de Estados Unidos ha pasado 25 años estudiando cuáles son los efectos que tiene el vino sobre el organismo.

El doctor ha revelado en una entrevista la manera de prevenir y aliviar los efectos que esta bebida tiene sobre nuestro organismo.

Seymour Diamond aconseja que antes de tomar vino tinto bebas dos tazas de café fuerte. La cafeína posee una acción vasoconstrictora que evita la vasodilatación y previene el dolor.

 Si además le añadimos un poco de miel (nunca azúcar), metabolizaremos el alcohol más rápido consiguiendo que sus efectos sean más leves.

Otro de los trucos del Dr. Diamond es beber dos grandes vasos de agua antes de consumir el vino o intercalarlos con la copa que nos estemos tomando. Esto evita la deshidratación y ayuda a eliminar mejor cualquier resto de alcohol de nuestro organismo.

Publicado: 23 de Enero de 2017